Yasna Provoste en entrevista El Mostrador: “El 4 de septiembre no estamos convocados a un plan B o C. Hay solo dos opciones. Y la DC está decidida por el Apruebo”

Con una visión crítica al desempeño de algunos ministros del actual Gobierno y evitando referirse a posibles acercamientos entre su partido- la Democracia Cristiana (DC)- y el Ejecutivo, la senadora por la región de Atacama y excandidata presidencial, Yasna Provoste, asegura respecto de la posibilidad de Aprobar para reformar que para el partido es viable todo aquella que una al Apruebo pero advierte que hoy está concentrada en conseguir el triunfo del Apruebo en el Plebiscito del 4 de septiembre. “No debemos desviarnos de lo importante. Nosotros, este 4 de septiembre, no estamos convocados a pronunciaron respecto de un Plan B o Plan C, debido a que son sólo dos alternativas, Apruebo o Rechazo. Y la gran mayoría de los contenido de este texto son de enorme beneficio para la mayoría de los chilenos, sobre todo aquellos que han tenido una situación de postergación por un largo tiempo”. A su vez, la parlamentaria descartó que exista división en la DC considerando las evidentes fracturas internas, y la postura disidente de algunos de sus militantes, como el ex Presidente Eduardo Frei y los senadores Ximena Rincón y Matías Walker- todos ellos decididos a votar Rechazo-. “Pienso que la DC no está dividida, sino que está decidida por el Apruebo”, aseguró Provoste, al respecto.

7 de agosto de 2022.- Entrevista completa a El Mostrador:

La senadora por la región de Atacama, exministra de Educación y excandidata presidencial del fugaz pacto electoral Unidad Constituyente, Yasna Provoste, sale al paso de la crisis interna que enfrenta el partido en el que milita desde que es una adolescente: la Democracia Cristiana (DC), y del cual es parte de la mesa directiva que preside Felipe Delpin. Abanderada por el Apruebo, cree que el camino hacia una nueva Constitución es el desafío más importante que enfrenta nuestro país, y que debe aunar las voluntades políticas de los diferentes partidos, descartando la posibilidad de una “disolución amistosa” de la colectividad, tal como lo planteaba hace unas semanas el también senador falangista, Francisco Huenchumilla.

Además, la parlamentaria se refirió a las voces disidentes de algunos militantes de la DC, que contraviniendo la posición institucional del partido, se manifestaron, primero solicitando “libertad de acción” de cara al Plebiscito del 4 de septiembre, y que después han evidenciado su postura a favor del Rechazo. Entre este grupo se encuentran el ex Presidente Eduardo Frei, los senadores Ximena Rincón y Matías Walker, además de otros rostros históricos de la falange, como Belisario Velasco y Ricardo Hormazábal. Una situación de división interna que se incrementó después de que la junta nacional decidiera, de forma mayoritaria, inclinarse por el Apruebo, desnudando conflictos que podrían dificultar un ánimo colectivo armonioso de cara a los desafíos políticos venideros.

En ese sentido, Provoste descartó que la decisión de sumarse a la opción Apruebo sea un intento de la actual mesa directiva de la DC por tender puentes hacia el Gobierno, considerando que la falange ofrece algo que podría ser atractivo para el Ejecutivo: experiencia política y experiencia en la acción de gobernar, tanto en la ex Concertación como en la ex Nueva Mayoría. Al respecto, la excandidata presidencial dijo que no está pensando en la posibilidad hipotética de asumir algún ministerio, en caso de que el Presidente Gabriel Boric así lo requiriera, pues asegura que sólo se concentra en cumplir con su tarea como senadora. Sin embargo, su nombre ha aparecido como una de las cartas para un eventual cambio de gabinete, sobre todo en carteras como la Secretaría General de la Presidencia y el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, donde sus ministros, Giorgio Jackson e Izkia Siches, aparecen fuertemente cuestionados, tras una seguidilla de errores no forzados.

-¿Cuáles cree que han sido los principales errores- políticos y comunicacionales- del Gobierno, en esta primera etapa de gestión? ¿Cómo cree que un partido como la DC podría aportar en ese sentido?

-Hoy día la DC está colaborando con la tarea más importante que enfrenta nuestro país, que es hacer todo el esfuerzo para que en el Plebiscito del 4 de septiembre, tengamos un importante triunfo para el Apruebo. Y yo esperaría que el Gobierno entienda aquello, porque por una parte escuchamos al Presidente de la República que dice que no nos desviemos de lo central y que tenemos que ser capaces de ver todo lo que nos une, y al día siguiente sus ministros hacen todo lo contrario. Lo vimos cuando el 7 de abril el Presidente anunció el congelamiento de las tarifas del transporte público, y después el ministro de Transporte hace todo lo contrario; o cuando el Mandatario dice que vamos a apoyar a las familias frente a la crisis inflacionaria, y su ministro de Energía propone todo lo contrario; o recientemente, cuando el Presidente dice que debemos avanzar hacia un discurso de unidad, y el ministro Jackson sale a descalificar a sus aliados.

-En ese sentido, ¿El inclinarse por el Apruebo sería una señal en búsqueda de acercamientos con el Gobierno? ¿Qué dice de aquellos que creen que es una decisión “desesperada” que busca evitar la intrascendencia política de la DC?

-La decisión que tomó la DC sólo lo hace pensando en el país. El Gobierno actualmente es minoría, y necesita el apoyo de muchos para poder ofrecer gobernabilidad, y el Presidente Boric lo sabe. Pero yo espero que su equipo político lo entienda también, y en todo caso nosotros nos guiamos por nuestro análisis de la realidad y por la defensa de nuestras propuestas, y muy sinceramente, no necesitamos entrar al Gobierno para seguir siendo coherentes con nuestros planteamientos. La relevancia de la DC no tiene que ver con estar cerca, dentro o fuera del Gobierno, pues somos una contrapuesta intransable que ha estado siempre dispuesta a colaborar, en construir una mayoría por los cambios que demanda el país.

Hoy día, lo que nosotros esperamos también es el que el Gobierno pueda recuperar el sentido de urgencia de gobernar y de actuar en consecuencia. Y más que entrar al Gobierno, lo que a la DC le interesa es que entremos a una lógica de enfrentar los grandes problemas que hoy le afectan a la ciudadanía: el alza en el costo de la vida, las alzas reiteradas en el precio del combustible, y la inseguridad que afecta día a día a las personas. Después del Plebiscito, se va a requerir de muchos importantes acuerdos, y la DC tiene un rol indispensable que jugar para que a Chile le vaya bien, y ese es nuestro propósito.

-¿Qué respondería ante un llamado del Presidente Boric a integrar el gabinete? ¿Ha considerado esa opción?

-Yo soy senadora por la región de Atacama hasta 2026, que es la fecha de disolución del Senado, en caso de ganar el Apruebo. Yo debo decir con claridad que nunca tengo los ojos puestos en otra cosa, donde lo primero que nosotros tenemos que ser capaces de hacer es ganar este 4 de septiembre. Cuando yo era diputada, no estaba pensando en que iba a ser candidata al Senado, y cuando entré a la DC- siendo adolescente- tampoco pensé que entraba para llegar a ser senadora de la República. Por lo tanto, no es algo que forme parte de mis preocupaciones, el estar haciendo una cosa y mirando otra. Hoy día tenemos un solo propósito, que es hacer las cosas bien para ganar este 4 de septiembre con el Apruebo.

-¿Cree que esta decisión en torno al Plebiscito agudiza la división interna en el partido? ¿En qué podría influir que la DC en forma institucional se incline por el Apruebo?

-Pienso que la DC no está dividida, sino que está decidida por el Apruebo. Tenemos voces disidentes, pero hemos resuelto democráticamente nuestra opción institucional, y los que perdieron lo saben, y no es de extrañar la situación en la que nos encontramos, porque estamos en política no para guardar silencio, sino para tomar posiciones a favor de las grandes mayorías. Somos muy conscientes del papel que nos toca jugar, y no podíamos jugar a ser neutrales o decretar libertad de acción, que era favorable al Rechazo. Y la prueba de esto es que todos quienes, antes de la junta, llamaron a la libertad de acción, se han manifestado contra el Apruebo, entonces nosotros somos una voz que se quería escuchar en el momento en que el país tiene que tomar una decisión histórica. La derecha está por el Rechazo, la izquierda por el Apruebo, pero ninguna de las dos opciones gana con claridad, y la DC quiere ser un actor relevante, que ayude a inclinar la balanza en beneficio de una mejor democracia.

-¿Cómo es posible la convivencia con algunos militantes que han decidido tomar su propio camino, contraviniendo la decisión del partido? ¿Qué tanto afecta a una relación interna que ya se encontraba desgastada?

-La DC no es un club. Es una comunidad regida por principios y valores, que queremos ver presentes en nuestro país, y ya se tomó posición a través de su máximo organismo, que es la junta nacional y que dio como resultado el 64% de sus votos a favor del Apruebo a la nueva Constitución. Y esa es la posición institucional de la DC, porque uno entra a un partido respetando los principios establecidos y las decisiones colectivas de sus máximos órganos, no para un camino propio o una decisión personal. Y yo creo que lo más importante es que debemos ser contribuyentes a un ambiente de paz y de justicia, nunca olvidando nuestros principios que comprenden también nuestras bases doctrinarias, en donde la solidaridad y la dignidad humana están en el centro, y eso es lo que representa esta nueva Constitución. Y por eso que quizás a algunos no les gusta la decisión que hemos tomado, pero nosotros tenemos que ser capaces de dar a conocer que hoy día no estamos en política para guardar silencio, sino para tomar decisiones en favor de las grandes mayorías.

-Hace algunas semanas, el senador Huenchumilla señalaba que la situación en la DC era insostenible y que sólo quedaba el camino de la “disolución pacífica” ¿Concuerda con ese diagnóstico? ¿Qué puede hacer el partido para resolver los conflictos internos e intentar volver a ser un actor político relevante?

-Lo que permite que un partido sobreviva y crezca es su capacidad de tomar decisiones, cuando cuesta, pero cuando es indispensable. En todo caso, leí con mucha atención la entrevista del senador Francisco Huenchumilla, y lo que yo entendí es que esta disolución pacífica era lo único que quedaba si como partido nos manteníamos sin decidirnos en relación al Plebiscito del 4 de septiembre. Afortunadamente supimos hacerlo y lo hicimos a tiempo, y yo creo en esa resolución, que apunta a afrontar los principales desafíos y en entregar respuestas. Y eso es lo que hemos hecho en la DC y es lo que nos permite también mirar el futuro con optimismo, desde esta resolución, en momentos que eran complejos y que quizás para algunos el camino fácil era no tomar una posición. Pero pienso que esta conducción partidaria- que encabeza Felipe Delpin- no dudó en ningún momento en que la DC debía tomar una resolución, en un momento histórico. Y nosotros estamos convencidos de que esta nueva Constitución le hace bien a nuestro país, y por eso es que mayoritariamente hemos tomado la decisión de apoyar al Apruebo.

-Finalmente, ¿Qué opina de la opción de aprobar para reformar? ¿Cree que debe existir un acuerdo político previo al Plebiscito, sobre los aspectos de la nueva Constitución que deberían ser modificados?

-Pienso que no nos debemos desviar de lo importante. Hoy día el proceso en el que nos encontramos está definido democráticamente, y hay sólo dos alternativas que vamos a enfrentar el 4 de septiembre, que es aprobar o rechazar. Y nosotros, este 4 de septiembre, no estamos convocados a pronunciaron respecto de un Plan B o Plan C, debido a que son sólo dos alternativas. Y a mí me parece que es viable todo aquello que nos mantenga firmemente en la campaña del Apruebo, donde perfeccionar siempre es posible, y si alguien quisiera saber la opinión de la DC sobre lo que podemos mejorar de la propuesta constitucional, lo puede ver en nuestra página web. Pero hoy día, la concentración que nosotros tenemos que instalar en nuestro propósito diario es cómo somos capaces de llegar a cada uno de los territorios, y hablar con enorme transparencia y claridad. Este es un texto, que, si bien tiene algunos aspectos que mejorar, la gran mayoría de sus contenidos son de enorme beneficio para la mayoría de los chilenos, sobre todo aquellos que han tenido una situación de postergación por un largo tiempo.

CONTACTO






    Yasna Provoste Campillay 2022. Todos los derechos liberados, citando la fuente.