Yasna Provoste por Bono Atacama: “Sentimos que esto es parte de un engaño del que nosotros también hemos sido víctimas como garantes”

En septiembre del 2014 se firmó un protocolo de acuerdo entre el Gobierno, la mesa del sector público y la CUT de Atacama, compromiso “del cual nosotros los parlamentarios de la nueva mayoría fuimos garantes y se da con ello respuesta a una demanda de un nuevo trato para Atacama en que los funcionarios del sector público o reclamaban un trato similar al de las llamadas zonas extremas”, señaló la legisladora.

En lo fundamental este acuerdo consistió en otorgar una bonificación similar a la de zonas extremas, al mismo universo de trabajadores que tienen dicho beneficio en las regiones comprendidas en esta categoría por el período de un año a la espera de un estudio que realizaría el Instituto Nacional de Estadística –INE- con el objetivo de establecer los reales costos de vida de la región de Atacama respecto del país y, definir la mantención del beneficio de manera permanente o las modificaciones en cuanto a su monto.

Provoste además dijo: “Lo que se señaló en este acuerdo, de no estar concluido este estudio, el Gobierno se comprometía a mantener el beneficio por un año más”, agregando que “terminado septiembre del año 2015, el Gobierno informó a los trabajadores que este estudio se estaba realizando, incumpliendo una parte del acuerdo en que señalaba en que desde los términos de referencia iban hacer convocados representantes de la mesa del sector público. Esto no se hizo”

Por otra parte puntualizó que “en enero de este año nos reunimos los parlamentarios de la región de Atacama, instancia en la que estuvo presente el Intendente de la región con el Ministro del Interior acordando volver a reunirnos la segunda semana de marzo, no se acordó lo que el Intendente le ha transmitido a los funcionarios públicos, muy por el contrario, lo que se dijo es que en la próxima reunión estarían presente dirigentes de la mesa del sector público que no estuvieron en la reunión de enero”.

Además Provoste se refirió a los planteamientos del Ministro del Interior en el mes de enero. “Si viene cierto, el Ministro del Interior formuló en ese momento la idea que no era posible pagar el bono en las mismas condiciones que se había pagado el año 2015, lo que planteé fue que se buscara una fórmula de mantener este beneficio pero en los criterios que se ha venido realizando en otras iniciativas como lo es el reajuste del sector público, de manera de poder entregar este bono de una manera escalonada de acuerdo a los ingresos de cada uno de los trabajadores y ese fue el acuerdo”.

“Por lo tanto desconozco cuál ha sido la motivación o la nueva información que ha tenido el Intendente para que informe a los trabajadores del sector público que no se va a continuar pagando este beneficio. Nosotros sentimos que esto es parte de un engaño del que nosotros también hemos sido víctimas como garantes porque estuvimos en esta reunión”, agregó.

Finalmente, expreso que “personalmente reclamo el derecho que aquí ya han adquirido los trabajadores y trabajadoras del sector público, recibir el bono Atacama y poder hacernos cargos del alza de costo de vida que tiene nuestra región”, sentenció.